Caricaturas de Neftalí enlace

Caricaturas de Neftalí enlace
Dale un click al banner y conoce las caricaturas de Neftalí

lunes, 25 de marzo de 2013

Mejor...Imposible


Mejor…………….Imposible

                                                                                  Por Helí Herrera Hernández
Twitter: HELIHERRERA.es    

            El jueves 21, el Comité Ejecutivo Nacional del partido (de) Acción Nacional publico la convocatoria para le elección de los candidatos de ese instituto político para los 212 Ayuntamientos del Estado, y de las 30 diputaciones locales uninominales, faltando por hacerlo con las 20 de representación proporcional.

         Si al gobernador Javier Duarte le hubieran permitido meter las manos en esa convocatoria, no creo que la hubiera sacado tan favorablemente para el Partido Revolucionario Institucional y, porque no decirlo, para partidos como del Trabajo y Movimiento ciudadano, que son los directamente beneficiados por el método escogido por la jerarquía nacional blanquiazul.
César Camacho Quiróz Dirigente Nacional del  PRI

Gustavo Madero Dirigente Nacional del PAN 

         Y es que al parecer, la firma del Pacto por México que firmo el dirigente nacional del PAN Gustavo Madero con Cesar Camacho del PRI, incluía que en Veracruz se sacara una convocatoria sui generis, nunca antes vista, consistente no solo en registrarse como candidatos los aspirantes a la Presidencia Municipal, como siempre había sucedido, sino que hoy lo tendrán que hacer con sus respectivos suplentes, además de realizarlo también con  las formulas de síndicos y la totalidad de regidores en 108 de las 212 municipalidades, a través del voto directo y secreto, lo que anuncia una cena de negros, igual o peor a la que ha vivido el partido de la revolución democrática, que lo ha situado al borde del colapso político estatal.

         El margen de maniobra que siempre tenían los candidatos alcaldes y su partido el PAN, después de registrarse y ser seleccionados, para construir una planilla con todos los grupos resentidos que fueron derrotados en las elecciones primarias, le aseguraron el triunfo en decenas de ayuntamientos porque llegaron a estructurar planillas incluyentes. Hoy, en cambio, el método divide y enfrenta a los grupos que allí cohabitan porque primero, cada uno tendrá que integrar su propia planilla; luego participar en la elección de una sola y, al grupo o grupos derrotados ya no podrán darle la sindicatura o regidurías porque estas compitieron en la misma elección, lo que augura una desbandada que los llevará a buscar participar en otros partidos políticos, al cerrarle las puertas la dirigencia nacional del PAN por los requisitos impuestos en la convocatoria.

         Este escenario no lo imagino el PRI de Veracruz así, al menos eso pienso yo. Y digo que no porque después de que el PRD y la dirigencia estatal blanquiazul anunció el 31 de enero de este año que irían en una alianza estatal total, es decir,  para los 212 ayuntamientos como para las 30 diputaciones locales uninominales, vimos los esfuerzos extraordinarios que hizo el gobierno estatal para exigirle a sus empleados del Partido de la Revolución Democrática la disolución de esa coalición, no escatimando recursos económicos hasta que consiguieron su objetivo.

         Hemos sido testigos desde hace muchos años como muchos de los dirigentes del partido del sol han vivido como burgueses, derrochando dinero en hoteles, comidas y francachelas sin que corresponda, en principio, tal tiradero monetario, a su condición de izquierdistas y, desde luego, a los salarios que perciben en sus trabajos.

Hay varios de ellos que han sido detenidos en sus vehículos con portafolios de dinero y más tardo la policía en detenerlos en estado inconveniente y confiscarles esos recursos, que desde lo más alto de las esferas del poder público ordenar la devolución del dinero y su inmediata liberación. (distintos periódicos del Estado han reseñado tales hechos, así como los nombres de los involucrados).

Hasta allí el PRI-gobierno ya se encontraba satisfecho. Lo peligroso era que la alianza perdurara porque ésta le auguraba la pérdida del Congreso con todo lo que ello conlleva, independientemente de las derrotas que sufriría en infinidad de Ayuntamientos. La Resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación dándole “”la razón”” a los impugnadores de la coalición logro que en Palacio de Gobierno y en el edificio de Ruiz Cortínez respiraron profundo; pero hoy, cuando conocen la forma como el PAN elegirá a sus candidatos a Presidentes municipales, síndicos, regidores, diputados uni y plurinominales, los tricolores se soban las manos y comentan gentes que los han escuchado, que la exclamación fue: “”este arroz, ya se coció. Gracias don Gustavo Madero””.

Los días 27 y 28 de marzo serán cruciales para el partido que fundara Manuel Gómez Morin el 15 de septiembre de 1939, porque la Comisión Estatal Electoral analizará la documentación de las planillas presentadas en los 108 municipios que serán de elección directa, y desde allí podrían surgir los primeros fugados blanquiazules cuando les desechen, por cualquier pretexto su postulación, y muchos más después del domingo 14 de abril, día de la elección.

¿Qué habrán hecho los panistas de Veracruz como para que su dirección nacional los este tratando con tanto desprecio?

¿Será que tal convocatoria se incrusto dentro de los acuerdos que firmo Madero con Camacho en el Pacto por México?

¿O será que los tentáculos del pri-gobierno de Veracruz alcanzaron tocar las fibras más sensibles del pariente del caudillo de la revolución mexicana, don Francisco I Madero?

Lo que haya sido le acarrea a los panistas veracruzanos, esos que se la rifaron en el pasado proceso electoral federal, y llevaron al triunfo a su candidata a la Presidencia de la República Josefina Vázquez Mota en el Estado de Veracruz, un proceso electoral con militancia dividida, enfrentada, donde será el dinero el factor que determine a sus candidatos, porque también hay panistas y neopanistas que saben como comprar votos, como hacer chapucerías, porque la mayoría de estos aprendieron todas esas marrullerías en el PRI.




                                                                                   

viernes, 8 de marzo de 2013

Juan Alberto Hernández, artista plástico y promotor cultural, expone en el Congreso


  • EXPOSICIÓN PICTÓRICA DE JUAN ALBERTO HERNÁNDEZ EN EL CONGRESO DE VERACRUZ
La exposición “Rostros, discurso infinito”, reúne 15 obras del artista plástico Juan Alberto Hernández Ortiz, que como indica el título muestran diversos rostros, la fascinación de la mirada, la risa y el gesto, la seriedad, la tristeza y la alegría.



XALAPA, VER.- La exposición “Rostros, discurso infinito”, reúne 15 obras del artista plástico Juan Alberto Hernández Ortiz, que como indica el título muestran diversos rostros, la fascinación de la mirada, la risa y el gesto, la seriedad, la tristeza y la alegría, por mencionar algunas expresiones.

Luego de la inauguración, el pintor Juan Alberto Hernández señaló que ha pretendido, a través del retrato, descubrir en las personas lo que está más allá de lo visible.

Añadió: “Me ha bastado incluso en ocasiones captar sólo una parte del rostro: una mirada, una ligera mueca, alguna línea de expresión para acercarme al ser auténtico de determinada persona”.

Por esta misma razón, dijo, “parte de mi estilo es utilizar pocos trazos, pocas líneas mediante las cuales pueda captar esa mirada, esa actitud que descubro en ese pequeño espacio -el rostro-, donde se encuentran tan solo unos cuantos elementos (ojos, cejas, nariz, boca y demás) únicos e irrepetibles desde que la humanidad es tal. He ahí el misterio y portento de la Creación”.

La exposición “Rostros, discurso infinito” estará abierta al público en las instalaciones del Poder Legislativo, durante el presente mes de marzo. La entrada es libre.

lunes, 4 de marzo de 2013

EL ELBAZO: JUSTICIA SELECTIVA


EL ELBAZO: JUSTICIA SELECTIVA

                                               Por Helí Herrera Hernández.
                                               plazacaracol@hotmail.com
                                               Twitter: HELIHERRERA.es

       Vaya que el Estado es perverso cuando quienes lo dirigen sirven a grupos económicos en lugar de la sociedad que los eligió. Sus sellos autoritarios y corruptos marcan la pauta de la mayoría de sus actos sin importar el momento histórico que se viva.

         Antes, la nomenclatura diseño el delito de disolución social, primero durante el gobierno del presidente Manuel Ávila Camacho (14 de noviembre de 1941), años más tarde envilecido por el de Miguel Alemán (15 de enero de 1951), bajo el cual metieron a la cárcel a líderes obreros pulcros, honestos, demócratas y revolucionarios como el maestro Otón Salazar, Valentín Campa y Demetrio Vallejo cuya causa por democratizar el sindicalismo en México los llevo a la cárcel de Lecumberri.

         El contenido del artículo 145 y 145 bis del Código Penal para el Distrito y territorios federales sirvió para acallar sus ideas de luchar contra el charrismo en México, impulsado, consentido y apapachado hasta la fecha por todos los gobiernos federales desde esa época, sin importar el partido político al que hayan pertenecido los presidentes de la república. Ninguno de los tres  tenían residencias en Cancún, Puerto Vallarta o Acapulco; mucho menos en San Diego, Paris o España. Jamás se les encontró una cuenta bancaria ni en pesos mucho menos en dólares, ni sus hijos disfrutaban la vida como si fueran vástagos de Emilio Azcarraga, Carlos Slim o María Asunción Aramburozabala.

         Eran obreros ferrocarrileros, magisteriales o médicos que lo única que exigían de su patrón, el gobierno, era libertad sindical para elegir ellos mismos a sus dirigentes, aumentos salariales y libertad de movimiento para realizar manifestaciones públicas, porque desde aquellos años le daba a los gobiernos priístas por imponer a los líderes sindicales (charros), con el claro propósito de corromperlos y evitar que lucharán por el bienestar de sus representados.

         Por eso mismo los metieron a la cárcel, para dar un ejemplo claro de lo que les esperaba a todos sus seguidores y desanimarlos en sus objetivos, independientemente de desarticular al movimiento obrero revolucionario que sin recato alguno los tuvo detenidos hasta 1970, justo cuando otro movimiento, éste estudiantil, entre sus demandas, exigió la inmediata liberación de todos esos presos políticos. Eran los tiempos del autoritarismo en México que pervirtieron al Estado a grado tal que lo volvieron sordo e invidente frente a las violaciones a los derechos humanos que se cometían un día si, y otro también, contra los líderes sindicales honestos.

         Estos golpes al sindicalismo marcaron al país como el golpe fascista de Pinochet en 1973 marco a Chile, o como la dictadura de Anastacio Somoza marco a Nicaragua, por mencionar solo algunas cicatrices latinoamericanas. Por eso cuando el PRI pierde en el 2000 las elecciones presidenciales la mayoría de los mexicanos pensaron que México iba a cambiar, que la democracia electoral y sindical iba a permear la vida diaria de un país herido por su pasado, y que los nuevos gobernantes tenían que inspirarse en él para lograr la transformación que la sociedad, con su voto mayoritario, anhelaba.

Ya no querían que el gobierno federal se dedicara a tirar cadáveres para inculpar a líderes petroleros que ellos mismos solaparon y encubrieron en sus raterías; ya no querían que el presidente de la república se ocupara en tirar a líderes magisteriales incómodos para poner en su lugar a Elba Esther Gordillo, al más viejo estilo antidemocrático de Carlos Salinas. Ansiaban la democracia en todos los ámbitos y por ello optaron por el candidato que pregonaba el cambio, sin analizar que éste adolecía de principios y valores en esa materia. Total que el remedio estuvo peor que la enfermedad dado que tanto Vicente Fox como Felipe Calderón mostraron en la docena trágica ser más corruptos, más tramposos y mas perversos que los priístas y si no, vea como dejaron al país en detalle.

Fueron ellos quienes encumbraron a los líderes sindicales corruptos que dijeron iban a combatir y meter a la cárcel, inclusive. Nada hicieron contra Carlos Romero Deschamps, contra el líder de los ferrocarrileros Víctor Flores, contra el líder del sindicato minero Napoleón Gómez Urrutia y contra Elba Esther Gordillo, por mencionar solo a los más caraduras y sinvergüenzas de la inmensa mayoría de dirigentes sindicales en México. Todo lo contrario, muchos de éstos se convirtieron en aliados del presidente y eran premiados incrustándolos al gabinete presidencial.

Cuando Adolfo López Mateos ordena el encarcelamiento de Campa, Salazar y Vallejo se gana el repudio total de los mexicanos porque sabían quienes eran y de que estaban hechos. Hoy que Enrique Peña Nieto ordena la detención de la maestra Gordillo se gana el aplauso de la inmensa mayoría de los mexicanos, es cierto, porque ésta, como los anteriormente señalados, hasta la vergüenza habían perdido y a la vista de todos paseaban sus riquezas frente a la pobreza y miseria de millones de compatriotas. Pero si los vientos de este nuevo PRI fueran los de llevar a la cárcel a todos los líderes obreros corruptos que hay en México, ¿porque se detienen con la maestra, porque no continúan con los demás que siguen de ostentosos presumiendo dinero, propiedades, joyas y excesos?

¿Porque no siguen con los banqueros que asaltan todos los días, a plena luz, con cobros injustificados por cualquier trámite y lo que es peor, quitándole a los que tienen poco dinero y que les cuesta muchísimo trabajo conseguirlo?  ¿O con don Carlos Slim que le basta ordenar a sus empleados el cobrar un peso más a los recibos de Telmex o de telcel cada mes, que multiplicados por los casi 80 millones de usuarios se embolsa ilegalmente la misma cantidad de dinero?

¿Y porque no seguir con expresidentes de la república que se enriquecieron bajo el amparo del poder, o con exgobernadores que hicieron negocios durante sus sexenios que les hicieron acumular verdaderas fortunas y vaya, hasta con diputados y senadores que son dueños de gasolineras, placas de taxis y propiedades inmensas que son el ejemplo a seguir de casi la mayoría de alcaldes?

No, esta acción contra Elba Esther es singular, no plural; es por castigo y no por regla; es ejemplo Pedro para que lo entiendas Juan; es advertencia del Estado y quienes lo representan para con todos aquellos que no entienden que el presidencialismo autoritario esta de regreso y quiere líderes sindicales sumisos, organismos empresariales obedientes, gobernadores abyectos; líderes políticos “a modo” porque si no………te descubrirán las riquezas que todo el pueblo las sabe desde siempre y que solo el gobierno federal no.

La justicia selectiva es garrote para el desobediente y premio para el sumiso, así de simple en México.